Navegación


 Publicaciones en línea


 Volver al foro

freeopinión projects   

convivir con el covid 19

Admin | Publicado miér 13 Mayo - 15:47 | 150 Vistos

Consejos si convives con una persona que tiene el virus

Qué hacer si vive con alguien que tiene (o podría tener) COVID-19

FacebookTwitterTumblrEmailShareSUBTÍTULO

06/04/2020

Consejos para ayudar a un miembro de su familia o compañero de cuarto a sobrellevar los efectos del coronavirus, mientras se protege a sí mismo y a los demás.

Ha sucedido, o al menos usted cree que ha sucedido. El diminuto coronavirus que está causando grandes problemas en todo el mundo ha llegado a su casa. 

Alguien con quien vive está enfermo y cree que es COVID-19. Necesitan su ayuda, pero no quiere enfermarse también, o pasar el virus a otros. 

Te puede interesar

  1. ¿Por qué la salud y estabilidad financiera de los hispanos están en mayor riesgo debido al coronavirus? 

  2. U. de Michigan publica guía de recursos disponibles en el estado durante la pandemia COVID-19 

  3. Tu cerebro evolucionó para acumular suministros y avergonzar a los otros por hacer lo mismo 

¿Qué puede hacer?  

Aunque no lo sepa con seguridad, asuma que sí tienen el virus.

La falta de kits de prueba significa que nunca sabrá con seguridad si su familiar o compañero de cuarto tiene el coronavirus o algo más. 

Pero si tienen fiebre, tos seca o se sienten súper cansados sin motivo aparente, es muy posible que lo tengan. Algunos síntomas menos comunes pero posibles son la diarrea y la pérdida repentina del sentido del olfato o del gusto.

Primero: Llame al consultorio de su médico habitual, si lo tiene, o al departamento de salud de su condado para informar de los síntomas y preguntar si pueden hacerse la prueba. Si pueden, les ayudarán a llegar a un lugar de prueba. Pero asegúrese de que ellos, y usted, usen una máscara o un paño sobre la boca y la nariz cuando los esté llevando. Mantenga la ventana del coche un poco abierta para que circule el aire.

Incluso si no pueden hacerse la prueba ahora mismo, o si está esperando los resultados de la prueba, es mejor que tome las mismas precauciones que tomaría si supiera que tienen el virus. 

Siga estas reglas básicas sin falta:

– No se acerque a menos de 6 pies de la persona enferma a menos que ellos, o usted, se hayan cubierto la boca y la nariz con una máscara o un paño. Manténgase fuera de la misma habitación que ellos, y déles un espacio dedicado. 

– Asegúrese de que la persona enferma tose en su máscara o tela, o en su codo o en un pañuelo, para mantener las partículas de virus fuera del aire. Deseche los pañuelos de papel después de un uso.

– Lávese las manos a menudo y a fondo con jabón o alcohol.

– Limpie las superficies con jabón o desinfectantes. 

– No se toque la cara a menos que se haya limpiado las manos.

Puede ayudarles a sobrellevar los síntomas en casa, protegiéndose a sí mismo y a cualquier otra persona con la que viva.

“Cuando vive con alguien que cree o conoce que tiene COVID-19, debe apoyarles física y emocionalmente, y al mismo tiempo evitar acercarse a ellos, tocarles o tocar cosas que hayan tocado y que aún no se hayan limpiado”, dice la doctora Tammy Chang, profesora adjunta de Medicina Familiar en Michigan Medicine.  “Y asegúrese de revisarlos a menudo, ya sea por teléfono o sin entrar en su habitación por completo, porque pueden empeorar muy rápidamente”.

Si conoce a alguien que vive solo y tiene síntomas, pregunte si puede ayudar con algunas de estas mismas cosas sin entrar en su casa más de lo necesario. Compruébelo con frecuencia por teléfono o por mensaje de texto, y ofrézcase a dejarle comida, medicamentos o cosas que le ayuden a sentirse cómodo.

Conozca las señales de peligro y qué hacer si ocurren:

Para la mayoría de la gente, una infección de coronavirus los mantendrá a raya por un par de semanas. Hable con su médico de cabecera sobre lo que puede esperar y no vaya a la sala de emergencias a menos que se lo indiquen.

Pero si usted o alguien que vive con usted o que conoce tiene estos síntomas, pida ayuda médica inmediatamente: 

– Dificultades para respirar

– Dolor en el pecho o presión que no desaparece

– Confusión o si alguien no puede despertar

– Color azul en sus labios o cara

Las personas con asthma, diabetes y sistemas inmunológicos comprometidos tienen un mayor riesgo de desarrollar un caso grave de COVID-19, así que deben estar especialmente atentas a estos síntomas.

Cuidar de un paciente de COVID-19 en casa

Piense como una combinación de enfermera y servicio de habitaciones de hotel.

Durante más de 100 años, las enfermeras y otros trabajadores de la salud han seguido los pasos básicos para cuidar a las personas con enfermedades contagiosas, protegiéndose al mismo tiempo de las infecciones.

Si alguien con quien vives tiene síntomas de COVID-19 pero no está tan enfermo como para necesitar un hospital, ahora es su turno de proporcionarle “cuidados de apoyo” mientras proteges tu salud. 

Aquí hay 14 maneras de hacerlo: 

1. Elija una “habitación para enfermos”: La persona enferma debe permanecer en un dormitorio con una puerta si es posible, y no salir excepto para ir al baño. Nadie más debe pasar tiempo en esa habitación más de lo absolutamente necesario. Los niños y las mascotas deben permanecer fuera. Mantenga una ventana abierta en la habitación del enfermo si es posible, para mantener el aire circulando. Proporcione pañuelos de papel.

Si no tiene más de un dormitorio, deles el dormitorio, y puede dormir en el sofá o en otro lugar temporal como un colchón inflable, para que pueda seguir usando la sala de estar, la cocina y otros espacios mientras se quedan en su habitación.

2. Elija un “baño de enfermos”: Si tiene dos baños, haga que uno de ellos sea el baño de la persona enferma, y no deje que nadie más lo use. Si no tiene dos, tendrá que limpiar todas las superficies que toquen después de ir al baño, para que esté limpio cuando usted u otras personas con las que viva necesiten usarlo. (vea consejos de limpieza más abajo.) Y no comparta los vasos de agua.

3. Monitoree sus síntomas: Haga que se tomen la temperatura varias veces al día, sin acercarse a ellos. Anote las lecturas y anote cuando aparezcan nuevos síntomas.

4. Ayúdelos a mantenerse hidratados: Asegúrese de que estén bebiendo mucha agua y otros líquidos claros sin alcohol.

5. Alivie sus síntomas: Ayúdeles a entender con qué frecuencia pueden tomar medicamentos para reducir la fiebre, como el acetaminofeno y el ibuprofeno. Asegúrese de que la persona enferma entienda cuánto debe tomar: lea la etiqueta del frasco y síganla. Si tiene una tos fuerte, ayúdele a entender cuánta medicina para la tos debe tomar y cuándo.

No deje que tomen más de la dosis recomendada de cualquier medicamento, o que usen alcohol cuando tomen un medicamento que lo desaconseje. Lleve un registro de lo que la persona enferma ha tomado y cuándo.

Asegúrese de que siga tomando cualquier otro medicamento que normalmente tomaría, a menos que su médico le haya dicho que deje de hacerlo.

6. Manténgalos cómodos y entretenidos, manteniendo la distancia: Asegúrese de que tengan mantas y almohadas, libros, revistas y una computadora o un televisor para pasar el tiempo, y un cargador para el teléfono cerca de la cama, para que no tenga que entrar y salir de la habitación. Mantenga la casa o el apartamento en silencio para que puedan dormir.

7. Ayúdelos con la comida, pero mantenga la distancia: Busque una bandeja que pueda usar para llevarles comida o bebida cuando lo necesiten.

Si pueden salir de la cama: Ponga la comida y las bebidas en la bandeja y colóquela fuera de su puerta cerrada. Aléjese. Pueden abrir la puerta, tomar la bandeja, comer en su habitación, y luego volver a poner la bandeja en el suelo fuera de la puerta y cerrarla.

Si no pueden salir de la cama: Use una máscara o un paño sobre su boca y nariz cuando entre en su habitación, y que ellos también se cubran la suya. Lleve su comida y bebida a su mesita de noche, y vuelva después de un rato para recogerla de nuevo, usando una máscara o un paño otra vez. Lave bien sus platos con agua caliente y jabón. No se toque la cara después de tocar los platos, y lávese bien las manos después de tocar cualquier cosa que hayan comido o bebido.

8. Mantengan su ropa separada: Tráigales cambios de ropa y pijamas si no están ya en el cuarto de enfermos. Saque su ropa del cuarto de enfermo si normalmente la guarda allí.

Asegúrese de que tengan un cesto, una cesta o una bolsa en el cuarto de enfermo para poner la ropa, las toallas, los paños y la ropa de cama. Pídales que la pongan fuera de su puerta cuando esté llena, o use una máscara o un paño sobre su boca y nariz cuando entre a buscarla. Lave su ropa, toallas y ropa de cama por separado de las de los demás.

9. Limpie, limpie, limpie: Revise toda su casa y use aerosoles o toallitas desinfectantes para limpiar todo lo que la persona enferma pudo haber tocado cuando estaba en las primeras etapas de la enfermedad o cuando era contagiosa antes de desarrollar los síntomas.

Esto incluye mesas, sillas de respaldo duro, perillas de puertas, interruptores de luz, controles remotos, manijas de gabinetes y refrigeradores, escritorios, inodoros, lavabos, teclados de computadora y ratones, tabletas y más. Lave las cosas que usaron o usaron en los días anteriores a que los aislara en el “cuarto de enfermo.” Lea dónde se esconden los  virus y cómo una limpieza inteligente y buenos hábitos pueden ayudarle a protegerse

11. Diga no a las visitas: No debería tener invitados de todas formas, o gente trabajando dentro de su casa. Si tiene que ver a alguien en persona, hágalo fuera de su casa, preferiblemente al aire libre, y manténgase al menos a seis pies de distancia de ellos. Si le traen algo, pídales que lo dejen en el suelo y que se alejen para que pueda recogerlo.

Use la tecnología para conectarse: Puede parecer una tontería hacer una videoconferencia o una llamada de voz con alguien que esté en la habitación de al lado, pero puede dar a la persona enferma contacto humano con usted, sus hijos o mascotas y otras personas de la casa, sin propagar el virus. Asegúrese de que también puedan conectarse virtualmente con otras personas, incluyendo familiares, amigos, compañeros de trabajo y organizaciones religiosas. Esto puede aliviar la horrible sensación de estar enfermo y atrapado en una habitación.

12. Quédese en casa: Ahora que usted y otras personas en su casa han tenido contacto con alguien que tiene o podría tener el COVID-19, podría llevar el virus consigo al trabajo o a la tienda, aunque no tenga síntomas.

Dígale a su jefe que tiene a alguien en su casa con síntomas y pregúntele si esto significa que debe quedarse en casa o usar una máscara en el trabajo. Use una máscara o bufanda sobre su boca y nariz si va a la tienda, y haga el menor número de viajes posible. Pida comida y compras para llevar si ese servicio está disponible.

Si tiene un patio, jardín, terraza, balcón o porche, pase tiempo allí para salir al aire libre, pero manténgase a seis pies de distancia de cualquiera que no viva con usted.

13. No tenga miedo de pedir ayuda o apoyo moral: Está bien que los amigos, vecinos y familiares sepan que alguien con quien vive está enfermo, y que busque y acepte su ayuda sin dejar que se acerquen a la persona enferma. No tiene que decírselo a toda su red de medios sociales, pero al menos dígaselo a algunas personas en las que puede confiar. Pueden traerle suministros del “mundo exterior” y dejarlos en su puerta, o enviárselos. Pueden pasear a su perro, aunque primero debe quitarle la correa.

No olvide que necesita apoyo emocional y conexión para ayudarle a superar su tiempo como cuidador de COVID-19. A medida que la nación trabaja para combatir la propagación del virus y cuidar a los enfermos, todos seremos afectados de alguna manera. Pero conectarnos unos con otros de manera segura puede ayudarnos a sobrellevar la situación.

14. Después de que estén mejor: Alguien que haya tenido COVID-19, se haya hecho la prueba o no, debe quedarse en casa y alejado de los demás hasta al menos siete días desde que empezaron los síntomas, Y hasta que no tenga fiebre sin medicamentos durante tres días, Y su tos o falta de aliento haya desaparecido. Las tres cosas deben ser verdaderas antes de que puedan salir.

Después, usted y ellos deben hacer una limpieza a fondo de la “habitación del enfermo”, incluyendo limpiar todas las superficies duras, lavar la ropa de cama, incluyendo las mantas, y pasar la aspiradora.

Para obtener más información sobre el cuidado de alguien con COVID-19 conocido o sospechoso, visite el sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Traducido por Kim Morales, estudiante de gestión deportiva en la Universidad de Michigan quien dedica su tiempo libre en la organización estudiantil La Casa.

ARCHIVADO EN:Ann Arborcoronaviruscovid-19COVID19españolmichiganuniversidad de michigan

Sobre el Autor